Ise Lleida Asesoria empresarial Lleida Lleida
Ise Lleida Asesoria empresarial Lleida Lleida
Ise Lleida Asesoria empresarial Lleida Lleida
Considerando las novedades de la Ley 5/2010 y el Proyecto de Ley de Reforma del Código Penal (PLRP) del 20 de Septiembre de 2013, los aspectos más relevantes a considerar por las empresas y sus directivos son las siguientes:

La Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica el Código Penal aprobado por la Ley Orgánica 10/1995, que ha entrado en vigor el pasado uno de julio, ofrece una oportunidad única a los empresarios y a los administradores de las sociedades para evitar responsabilidades penales por delitos que ellos no han cometido directamente. (Art.31,bis)

Si usted es empresario seguramente se considere muy alejado de las normas del código penal por considerar que no pueden afectarle, pero después de responder a estas preguntas, tal vez vea que a usted tambien le puede afectar:

 

Alguno de ustedes puede garantizar que en su empresa no se dan estas situaciones?

  • Utilizar las redes sociales utilizando el ordenador de la empresa
  • Puede garantizar que no se ceden datos de personas a terceros aunque sea de forma involuntaria con un correo equivocado o un fax
  • Que los trabajadores discutan entre si
  • Que uno o varios trabajadores realicen mobbing a otro sin que usted se entere?
  • Que el contable se equivoque en la contabilidad y el asesor en las declaraciones ante la Agencia Tributaria.
  • ¿ Revisa usted personalmente todas las declaraciones que se presentan?
  • ¿Algún vendedor para cerrar una operación ha realizado un descuento extraordinario en el precio de venta?
  • ¿Ha sufrido alguna vez un virus informático en sus sistemas?

 

Consecuencias de la responsabilidad

  • Sanciones importantes
  • Proceso penal

 

Como evitarlo:

Desde el 1 de julio 2015, si implanta en su empresa un plan de conformidad normativa no será responsable penal de lo que ocurre en su empresa y evitara que las sanciones  le arruinen

  

  • Diagnosis de la empresa
  • Implantación del programa de Liderazgo y cumplimiento
  • Contratos con empresas externas
  • Formación a Dirección y Trabajadores
  • Tutela y formación continuada del programa

 

 

Disponemos de un software específico para cada empresa  donde habrá constancia de todas las acciones que la empresa ha realizado desde la entrada en vigor de la Ley como prueba fehaciente  a presentar ante las autoridades  en el caso de producirse algún incidente que pudiera dar lugar a las responsabilidades previstas en la Ley.

El PLRP de septiembre 2013 clarifica y determina los requisitos que los procedimientos y controles de prevención que el actual y vigente Código Penal requiere como elemento de definir la posible RPE y RPD. Dichos requisitos de los procedimientos establecen una guía de actuación para una mayor garantía jurídica y determinan el marco de excepción o atenuación de la responsabilidad penal de la empresa y sus directivos. Los aspectos más destacables de los requisitos de control preventivo son los siguientes: 1 Identificar las actividades en cuyo ámbito puedan ser cometidos delitos que deben ser objeto de establecimiento de medidas de prevención y control. 2 Modelo de Prevención: Adoptar y ejecutar modelos de organización y gestión que incluyan procedimientos, protocolos de actuación, medidas de vigilancia y control para la prevención de delitos. 3 Designar un Órgano Independiente que ejerza la función de supervisión del funcionamiento y cumplimiento del modelo y protocolos de prevención (en las Pymes esta función la podrá realizar el Órgano de Administración). 4 Actualización y Seguimiento: es necesario realizar verificaciones periódicas del modelo de prevención y realizar eventuales actualizaciones por fallos o infracciones, cuando se detecten, y por cambios organizativos, legislativos, de la estructura de control o en la actividad desarrollada. 5 Imponer la obligación de informar de posibles riesgos penales e incumplimientos del modelo de prevención al Organismo encargado de la vigilancia del funcionamiento y observancia del modelo de prevención 6 Sistema disciplinario que sancione adecuadamente las infracciones de las medidas de control y organización establecidas en el modelo de prevención. El modelo de prevención deberá considerar el tamaño de la organización y el tipo de actividades al objeto de realizar un enfoque riesgo personalizado para detectar y prevenir RPE / RPD.
Como consecuencia de los puntos comentados anteriormente, es necesario elaborar un modelo de prevención para conseguir los siguientes objetivos fundamentales:

DIRECCIÓN Evitar la responsabilidad penal y económica personal de los administradores y directivos por la omisión del deber de vigilancia, supervisión y control

EMPRESA Evitar la responsabilidad de la empresa por los posibles delitos cometidos por sus directivos, empleados y colaboradores por falta de procedimientos de prevención y control.

EXENCIÓN / ATENUACIÓN Conseguir la posible EXENCIÓN / Atenuación de responsabilidad penal con la implantación y acreditación del Modelo de Prevención según los requisitos del Código Penal.
Considerando los nuevos deberes de prevención y control de las empresas, al objeto de prevenir la posible responsabilidad penal de la propia empresa y asimismo del Órgano de dirección y sus directivos, recomendamos iniciar el proceso de evaluación de las implicaciones de esta norma en la empresa y en los diferentes niveles de dirección. Por todo ello hemos preparado un canal de soporte especializado en RPE y quedamos a su disposición para comentar el alcance de los aspectos mencionados en este comunicado, así como también definir las acciones a realizar con carácter inmediato para poder estar en posición de disponer de los elementos que permitan acreditar y documentar el Riesgo específico que en materia de RPE tiene la Entidad, la designación del equipo / responsable operativo en esta materia, y la identificación de los aspectos fundamentales a incorporar en el Manual de Prevención de riesgos penales. Todo ello con el objetivo de mitigar los riesgos de RPE y poder acreditar la diligencia debida para minimizar el riesgo de posible imputación de responsabilidad penal a la empresa, a sus directivos y a sus administradores.